domingo, 27 de abril de 2008

¿Temporada 2.008 o 1.993?

Gran Premio de Sudáfrica en 1993. Primera prueba del Campeonato del Mundo de Fórmula 1. Lo que mal empieza mal acaba y las cartas estaban encima de la mesa. No había quien les hiciese sombra a los Williams-Renault, con Alain Prost y Damon Hill como pilotos oficiales. Tanto fue así, que en este primer Gran Premio, tras abandono de Damon, Prost dobló a todos los pilotos excepto al Rey, Ayrton Senna da Silva, aunque terminó segundo a más de minuto y medio. La diferencia era insuperable. Era normal ver en las parrillas a los 2 Williams en la primera línea: Interlagos, Donington, Imola, España, Montreal, Magny Cours y Estoril.

Los únicos aliados para ganar un Gran Premio podrían ser los abandonos, problemas mecánicos o, como no y donde el Rey era más Rey que nunca, la lluvia. Destacar el Gran Premio de Europa en Donington donde, tras los 2 Williams y a 2 segundos en los entrenos, les seguían Schumacher y Senna. Pero el fenómeno atmosférico favorito del brasileño se personó en la carrera. A pesar de salir cuarto, tener a 3 campeones del mundo delante (2 en potencia) y ser incluso adelantado por Wendlinger en la primera curva, no impidieron que los aficionados presenciáramos cómo el Rey pasara por la línea de meta en primer lugar en la primera vuelta. Llegó a doblar al 4 veces campeón del mundo Alain Prost y a punto estuvo de hacerlo a su compañero Damon, el único que se libró. Pincha en el título y disfruta de esa primera vuelta.

Pero además de esta alegría, y como siempre pienso en positivo, destacaría la evolución en dicha temporada del Benetton Ford, conducido por Michael Schumacher y Riccardo Patrese, y dirigido por Flavio Briatore, casualmente, el mismo jefe de Fernando en la actualidad. Parece que esa evolución en esta temporada la hemos comprobado en Montmeló. Y con ello no quiero crear falsas expectativas, pero creo que podemos soñar con algún podium y, si se apareciese el gran aliado del Rey, su "sustituto" Fernando, lo aprovechará igualmente.

Y retomando 1.993, Senna se despidió ganando en Australia, y sin lluvia, pero doblando a todos excepto a los todopoderosos Williams-Renault. Finalmente ganó Prost con 7 victorias, pero Senna consiguió la segunda plaza -con 5 valiosas victorias de 16 - por delante de Hill. Williams ganó el campeonato con 168 puntos y le siguió McLaren Ford con 84 puntos, de los que Senna consiguió 73. Creo que no hacen falta más palabras para describir la clase de monoplaza que llevaba Ayrton.

Para finalizar, mis deseos de que, al finalizar el actual campeonato, exista cierta similitud con el de 1.993. La autoridad Renault vs. Ferrari (a muy pesar mío pero es evidente) y la chispa Senna vs. Fernando. Si así fuese, gracias, Fernando.

2 comentarios:

SALVA DE SALVAJE dijo...

EL UNICO QUE PUEDE HACER SOMBRA ESTE AÑO A LOS FERRARI Y LOS MCLAREN ES EL GRAN FISICHELLA. Y TU LO SABES.

Javi dijo...

Igual que a los Williams-Renault se lo hizo Barbazza